FABADA

Holaaaa.
Por fin voy a publicar una entrada como a mí me gusta, con algo de tiempo para poder comentar. 
Esta vez le toca el turno a uno de los platos tradicionales por excelencia, la fabada. Ahora que el frío amenaza con entrar en casa aunque tengamos todo cerrado, se apetece mucho un plato de cuchara.
Yo siempre he sido de cuidarme un poco, de no pasarme con las calorías y todas esas cosas, pero ahora me permito alguna cosa más. No os penséis, pocas. Es por eso que mi plato no es del todo tradicional. La cocina es creación y adaptabilidad, como deberían ser los puestos de trabajo, adaptados para que todo el mundo pudiera acceder a ellos. Lo siento, es que me sale la vena proderechos,jijiji. Al ir en silla de ruedas y por más que arregle la casa, friegue y un sin fin de tareas más, no gasto lo mismo y por eso, no debería comer muchas grasas.
Le hice unos pequeños cambios y esta es mi fabadita personal.
FABADA

Ingredientes
– 200 gr de fabes.
– Un trocito de chorizo.
– Un trozo de morcilla de verduras.
– Cebolla.
– Ajo.
– Pimentón.
– Aceite.
– Agua.
Elaboración
Dejamos en remojo las fabes toda la noche para que se hidraten bien y al día siguiente las ponemos a cocer con los ajitos, que después machacaremos, y la cebolla, que la sacaremos antes de servir. La cocción la hice a fuego bajo y de vez en cuando, asustaba a las pobres con agua fría ya que así, quedan más cremosas.
Algo importante es ir quitando la espumita que sacan las fabes, no tardamos nada en hacerlo y el plato gana mucho.
El compango como se ve está reducido, no hay panceta, el choricito es pequeño y la morcilla lleva algo de verdura. Lo cocí junto a las fabes, pero lo eché cuando ya quedaban 20 minutos aproximadamente. Otra manera de hacerlo sería cocerlas aparte.
Al final, le puse un refritito, poco, de aceite y pimentón
La verdad es que fue mi primera experiencia, soy yo aún muy novata. No sé si estaban buenas o es que me chiflan los platos así. Para los que no les gusten, podéis añadir unas patatitas y engañar un poquito al comensal. A mi novio no le gustan y se comió la patata con un buen cucharón de fabes, que ya me encargué yo de servirlas para asegurarme de que también caían a su plato,jajaaa.
TRUCO-DISCAPACIDAD–No pasa nada por comerse una fabada o un super postre, lo importante es que no sea a diario. Particularmente, sólo utilizo, medianamente bien o mal,jijiji, un brazo y tengo que cuidarlo. Cuanto más pese yo, más peso soportará un sólo miembro a la hora de hacer transferencias.
Anuncios

5 comentarios en “FABADA

  1. Yo si que soy de platos de cuchara y me encanta una buena fabada, aunque no la hago como tú pero, da igual, el resultado es que están buenísimas y, además, lo que dices tú, que entra el frío en casita y apetece comer platos de éste tipo, calentitos y ricosUn besote

  2. qué rica que es la fabada, verdad??? Y en este tiempo apetece muchisimo. Como bien dices, todo con moderación y en su justa medida es bueno ;)Salu2. Paulahttp://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.nethttp://galletilandia.blogspot.com

  3. Korbing, cómo me alegra porque mañana hay garbanzos para comer,jijiji, yo también te quieroooo. Besitooos.Ana,son tantas las recetas que hay de un mismo plato…yo aún tengo que aprender muuucho. Besitos.Angie, siii, la primera, pero no la última.Besos.Paula,después de este plato, un café con tus galletitas y en la gloria. Besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s