ALBÓNDIGAS DE POLLO EN SALSA

Carne picada
Hasta la fecha, y según el pinche, en esta casa nunca se habían comido albóndigas porque no me salían redondas. Mis trocitos de carne picada resultaban más parecidos a los nuggets o a unas mini hamburguesas sin forma ni concierto. Sin embargo, el sábado me puse a ello y salieron casi bonitas.

Hasta ahora siempre las he hecho con la ayuda de un recipiente de paredes altas y un tenedor, aplastando la carne en las esquinas e intentando darles forma… pero al freír se aplanaban un poco.Amasarlas con las manos es una posibilidad, pero cada vez que tengo que ir a lavármelas, mancho todo el mando de la silla y tardo más en arreglar el desaguisado que en comer vete tú a saber qué.

Esta vez las he hecho con el tenedor, pero el último toque, justo antes de enharinar, ha sido a mano y han quedado estupendas, tanto como para sacar unos platos bonitos y hacerles un mini book fotográfico.
La carne picada la suelo comprar en la carnicería, haciendo que la piquen al momento para saber qué trozo de carne me llevo a casa. Algunas veces la compro también envasada, pero me fijo en que el color de la misma sea bueno y que no haya caldo al fondo del envase.
He utilizado carne de pollo y pavo para estas albóndigas, pues me parece que quedan mucho más ligeras que las de ternera y además, no hace falta añadirles pan remojado en leche porque ya son tiernas de por sí.
La salsa no tiene nada de especial, en realidad son unas verduras –las que había por la nevera- con un toque de curry, pero los platos quedaron más limpios que recién salidos del lavavajillas y eso quiere decir que se puede volver a hacer, que está ummmmmmmmm.

ALBÓNDIGAS DE POLLO EN SALSA.

Ingredientes.

          800 gramos de carne picada de pollo y pavo.
          3 dientes de ajo.
          Perejil picado.
          2 huevos.
          Aceite de oliva virgen extra.
          Harina para rebozar.

Para la salsa.

          100 gramos de judías verdes.
          100 gramos de calabaza.
          3 tomates.
          8 pimientos del Piquillo.
          Aceite de oliva virgen extra.
          Media cucharadita de curry.
          1 vaso de agua.

Elaboración.

1º.- Pelamos y picamos finamente los ajos. Picamos el perejil si lo hemos comprado fresco.
2º.- En un bol introducimos la carne picada, los ajos, el perejil y los huevos. Removemos hasta que todo esté integrado y formamos las albóndigas.
3º.- Pasamos las albóndigas por harina y mientras, vamos calentando un fondo de aceite en una sartén.
4º.- Freímos la carne y las reservamos en una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
5º.- Para la salsa, calentamos en un cazo 2 cucharadas de aceite y le agregamos las judías verdes ya cocidas –yo utilicé un resto que me había quedado del día anterior-, la calabaza pelada y cortada en trozos, los pimientos y los tomates pelados y cortados en trozos.  Rehogamos un poco y agregamos el curry.
6º.- Echamos el agua y dejamos cocer para que toda la verdura quede blandita.
7º.- Pasamos las verduras al vaso de la batidora y trituramos. La volvemos a echar en el cazo y la calentamos para levantarla. Rectificamos el punto de sal.
8º.- En este punto, podemos poner las albóndigas dentro de la salsa y dejar que se unan los sabores durante 5 minutos a fuego lento o servir las albóndigas y salsearlas.
9º.- Servir caliente.

Notas.

En casa yo no pelo los tomates tal cual, me llevaría mucho tiempo incluso escaldándolos. Lo que hago es lavarlos y cortarlos por la mitad. Los echo en el cazo y en tres minutos están ya tan blanditos que sale la piel sola. Entonces, remuevo y voy quitando las pieles.
Anuncios

6 comentarios en “ALBÓNDIGAS DE POLLO EN SALSA

  1. HolitasPues éstas si que pueden llamarse albóndigas, con todas las de la ley, están redonditas y muy bonitasYo también las hago muchas veces de mezcla de carne de pollo y pavo, compro yo la carne y la trituro en casa con la picadora de mi batidora aunque también he comprado alguna vez la carne ya picada, según como me de jejejejejeMe gusta el toque de curry, que no sepa muy fuerte pero si que le de un poco de sabor, queda genialNena, me dijiste en mi blog que me habías mandado un emáil y no lo he recibido y estoy que me muerdo las uñas jajajajajaBesinesssssss

  2. Holaaaa, aquí estoy en tu nueva casa! con esa cabecera que nos has puesto maja, nos entrará ganas de dulcear en todo momento jajajajajja
    Las albóndigas de pollo son de lo mejor, me encanta el sabor suave que tienen. Yo también la compro en la pollería que mi pollero me la pica de contramuslos que es muy jugosa.
    Y esta salsa con tanta verdurita me gusta, me gusta un montón!
    Un besooo

  3. Aquí estoy de nuevo, ainsss hija mía, que me lío yo con el wordpress jajajaja, ya mismo te meto en mi lista de blogs con tu nueva dirección y hala, esperemos que se acaben los problemas que tenías en blogger, ya me irás diciendo como va el blog

    Besossss

  4. Pingback: Los deseos del paladar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s