Recetas saladas

CEBOLLA CARAMELIZADA

recetas básicas realfood

El post de hoy os va a ayudar a practicar la paciencia en la cocina, ya que necesitaremos alrededor de 40-60 minutos para poder disfrutar de una rica cebolla caramelizada, un comodín perfecto para más de una receta.

Ya que vamos a  utilizar tanto tiempo, lo mejor es hacer más cantidad y guardarlo en la nevera o congelarlo, según necesidad.  En  esta ocasión hice 2 cebollas para una tortilla que el pinche se va a llevar al trabajo para almorzar con los compañeros, pero me gusta coger la sartén grande y aprovecharla bien porque así planifico en el menú de esa semana una hamburguesa casera de filetes de pollo con cebolla y pimientos del piquillo, un pescado a la plancha o unos huevos fritos con patatas.

Las recetas que más se encuentran en la red son las que añaden azúcar, caramelo o bicarbonato para acelerar un proceso conocido como Reacción de Maillard u oxidación natural de los azúcares ya presentes en la cebolla. Entonces, si la cebolla ya contiene azúcar de manera natural,  ¿ para qué vamos a añadirle más?. Vivimos en una sociedad hiperazucarada, en la que priman los alimentos procesados, y eso se puede cambiar poniendo nuestro granito de arena. Esta receta es uno de nuestros granitos…

 CEBOLLA CARAMELIZADA

Ingredientes.

  • 2 cebollas grandes.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2-3 cucharadas de agua.
  • Sal.

Elaboración.

1º.- Pelamos las cebollas y las cortamos en cuadritos o en juliana. El corte de la misma dependerá de para qué la vayamos a utilizar. Para una salsa utilizaremos un corte que pase casi desapercibido para que solo se note el sabor. Si lo que queremos es elaborar unos pinchos o una tortilla de patatas, a mí me gusta la juliana porque quiero que se vea la cebolla.

2º.- Calentamos el aceite en una sartén, a fuego medio-bajo, para que no se nos queme la cebolla. No la queremos quemada, sino dorada y eso se consigue con tiempo. Echamos la cebolla y la removemos para que se impregne bien del aceite. Poco a poco irá menguando y haciéndose transparente. Removemos de vez en cuando durante todo el proceso.

3º.- Una vez tengamos la cebolla dorada y menguada, incorporamos el agua. A mí me gusta hacerlo en dos veces y remover bien entre un vuelco y otro, dejando que se hagan un poco más. La función del agua es conseguir una textura más cremosa, pues el azúcar de la cebolla se convertirá en un caramelo.

4º.- Salamos ligeramente al final para realzar el sabor.

Lista… ¿en qué plato la vas a utilizar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.