ENSALADA TEMPLADA DE ZANAHORIA Y NARANJA

lechuga dieta

Navidades, exámenes y… este blog sin actualizar…

Vamos a empezar a solucionarlo con una nueva edición mensual de Asaltablog y…cosas del destino, volvemos a quitarle recetas a Bea CH, que fue el blog que me tocó en el Asaltador invisible de diciembre. Me quedé con ganas de esta receta y ayer, que ya me quedé medio libre de obligaciones – y me acordé de que teníamos reto, todo hay que decirlo…-, me la hice para cenar con alguna modificación.

Como siempre, si clickáis sobre el nombre de Bea, os llevará a su receta, así que no tenéis excusas para pasar por ahí y quedar prendados de alguna o de todas sus recetas dulces.

Por la noche no me sienta demasiado bien el queso y es por eso que esta receta no lleva. Recordad que las recetas se pueden y se deben adaptar a nuestros gustos o necesidades, no pasa nada por ello.

Al ser templada, esta ensalada no da pereza, aunque el tiempo esté tan frío como ahora, y eso nos permitirá hacerla más de una vez en invierno.

ENSALADA TEMPLADA DE ZANAHORIA Y NARANJA

Ingredientes.

  • Lechuga.
  • 1 zanahoria.
  • Un puñado de pasas.
  • Un puñado de nueces.
  • 1 naranja.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • Canela molida.
  • Jengibre molido.
  • Salsa de yogurt.

Elaboración.

1º.- Lavamos y escurrimos bien la lechuga. En mi caso, que la ensalada solo la como yo, me he puesto unas 6 hojas de una lechuga rizada, pero podéis utilizar unos brotes tiernos o una bolsa de brotes de espinaca.

2º.- Raspamos la zanahoria y la cortamos en rodajas finas.

3º.- En una sartén caliente con unas gotas de AOVE, ponemos la zanahoria y dejamos que coja calor.

4º.- Salvamos tres gajos de naranja cortados a lo vivo y con el resto de la fruta hacemos zumo.

5º.- Incorporamos el zumo a la sartén y añadimos las pasas y las nueces. Dejamos que se cocine todo durante unos minutos, hasta que casi se haya consumido el caldo.

6º.- Ponemos la canela y el jengibre en las zanahorias y montamos la ensalada, decorándola con un poco de salsa de yogurt y unas gotas de AOVE en crudo.

Listo para cenar… el dulce sabor de esta ensalada te va a gustar…ya me lo dirás.

TORTAS DE ANÍS

dulces navidad

Que al mes solo hay un reto de Asaltablog, ya lo sé, pero nos hemos liado la manta a la cabeza y triplicamos los robos. Consentidos, ehhh, que nos quitamos recetas los unos a los otros para engordar y engordar con esto de la Navidad. Si alguna vez me veis que ruedo más que mi silla, echadme el alto y al nutricionista de cabeza…por ahora todo está en orden y me siguen valiendo los pantalones.

Sigue leyendo

CORBATAS DE HOJALDRE

dulces navidad

Como sabéis los que estais siguiendo los menús especiales de Navidad, este fin de semana no estaba publicando porque tuve que trabajar unas horas más durante la semana y me descuadró horarios para terminar los trabajos de la universidad. Aunque me guste mucho cocinar…lo primero es lo primero.

Sigue leyendo

ROPA VIEJA

aprovechamiento

Llegar al blog asaltado de este mes, el de Amalia, y encontrar el plato que más me puede gustar es una señal sin duda, así que no busqué más y me puse manos a la obra aprovechando que ese fin de semana iba a poner sopa de cocido o de pollo, que es lo que en realidad hacemos en casa.

Sigue leyendo

CREMA DE GALLETA {CON CHOCOLATE}

Yogurt de galleta thermomix

Acabas de subir de la calle con la compra y al abrir la nevera, el pinche ve que solo hay un yogurt… me mira, le miro, se hace un silencio incómodo y como me iba a tocar bajar de nuevo, resuelvo que ni de broma, que se hace un postre casero. Al ser final de mes y tocar Asaltablog, la cosa estaba medio decidida porque tenía que ser sencillo, con lo que hubiera por casa y que estuviera listo para ser degustado en unas tres horitas.

Sigue leyendo

PAN DE AJO Y QUESO {SIN HORNO}

desayuno

Después de haber estado a dieta forzosa durante ocho días en este mes y de haber visitado el hospital como si estuviera mala -que no lo estoy o eso espero-, llegamos al último fin de semana y el Asaltablog me pilla casi por sorpresa y con la nevera todavía a medio llenar, por lo que me he llevado una de las recetas más sencillas y más ricas de El caldero de Nimuë, pero sin utilizar el horno, que muchas veces nos da pereza si es para poca cosa.

Sigue leyendo