Recetas saladas

GIGLIS CON CREMA DE CHAMPIÑONES

pasta

Solemos comer un plato de pasta a la semana, ya sea con tomate, con mantequilla y queso rallado, en ensalada, etc. Con estas temperaturas no me apetecía encender el horno para hacer una lasaña porque además, con lo que llena, da hasta pereza comerla ahora.

Es un plato muy económico, la receta que traigo hoy -para dos- habrá salido por un euro y medio y acepta todo lo que le quieras poner. Entre las sugerencias del pinche, está la de añadirle pollo o salchichas. Ya me contaréis al final cómo los hacéis…

Sigue leyendo “GIGLIS CON CREMA DE CHAMPIÑONES”

Anuncios
Recetas saladas

Solomillo con salsa de champiñones

carne de cerdo

Mi madre tiene todas las recetas de Arguiñano desde que empezara este hombre a salir en la televisión y yo he crecido viendo sus programas, viendo cómo, con muy poco dinero, daba de comer a cuatro personas. No son platos lujosos, no tienen muchas complicaciones formales, pero son ricas en el fondo. Ese fondo es lo que hace que siempre nos apetezcan unas buenas albóndigas o una sopa con sus tropezones de pollo y verdura.

Sigue leyendo “Solomillo con salsa de champiñones”

Sin categoría

COQ AU VIN

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de octubre nos invita a preparar un clásico francés “Coq au Vin”

Vamos un poco retrasados, pero es que al final, aunque quería haber hecho esta receta con antelación, es lo que hemos comido hoy. En mi casa siempre se han cocinado las carnes con vino, pero del blanco y por eso he querido cambiar y probar con un buen vino tinto, que es una de las premisas para que esta receta sea aromática.
En mi caso he utilizado un Cabernet Sauvignon, propio de la región vinícola de Burdeos, que se caracteriza por un color intenso, con aromas florales, frutales y vegetales.
El sabor del plato es muy bueno, pero la verdad es que estoy más acostumbrada al vino blanco para este tipo de carnes. Si no lo habéis probado, adentráos en la gastronomía francesa y disfrutad de la comida y de la sobremesa, que un plato así lo merece.
COQ AU VIN 
Ingredientes.

– 500 gramos de cebollas pequeñas o chalotas
– 2 cebollas
– 2 ramas de apio
– 2 zanahorias
– 6 lonchas de beicon
– 3 cucharadas. de aceite de oliva suave
– 2 dientes de ajo
– 50 gramos de harina + 1 cucharada más.
– 6 muslos de pollo y 6 contramuslos
– 5 cucharadas de mantequilla
– 400 ml. de vino tinto con cuerpo
– 500 ml. de caldo de pollo
– 300 gramos de champiñones variados
– Sal y pimienta 
Elaboración.
Lleve agua a ebullición. Ponga las cebollas pequeñas o las chalotas en un bol y cúbralas con el agua hirviendo. Manténgalas 5 minutos. Escúrralas y déjelas enfriar bien. A continuación límpielas y pélelas.

Pique o lamine las cebollas y corte el apio en rodajas finas. Corte las zanahorias en rodajas gruesas y el beicon en trozos del tamaño de un bocado. Caliente una cazuela baja y ancha a fuego medio y eche 1 cucharada de aceite. Añada los ingredientes que acaba de preparar.

Rehogue 10 minutos, hasta que estén tiernos.

Suba el fuego y dore 10 minutos, sin dejar de remover. Mientras, pique el ajo, añádalo y deje 1 minuto más. Pase todo a un bol.

Mezcle 50 gr. de harina con un poco de sal y pimienta en una bolsa de plástico con autocierre. Introduzca el pollo, cierre y agite para que se impregne bien.

Agregue al gusto 1 cucharada de mantequilla y 1 del aceite restante. Sofría una tercera parte del pollo 10 minutos, hasta que se dore bien (dele la vuelta cuando haya transcurrido la mitad del tiempo) .
El pollo debe tener espacio suficiente para freírse; si llena la cazuela, se cocerá. Cuando haya dorado la primera tanda, retire el exceso de grasa y eche un chorrito de agua. Desprenda los trozos pegados y añádalos al bol. Los jugos que contienen son muy sabrosos. Dore el resto del pollo.

Una vez dorado y retirado todo el pollo, vierta el vio y deje que hierva 5 minutos, o hasta que se reduzca en una cuarta parte.

Vuelva a introducir el pollo, las verduras y los jugos de cocción en la cazuela y vierta el caldo (no importa si no cubre todo el pollo). Tape parcialmente y mantenga a fuego lento 50 minutos.

Cuando el pollo esté tierno, retírelo junto con las verduras con una cuchara coladora y resérvelo en un bol grande. Mezcle 1 cucharada de harina y 1 de mantequilla hasta obtener una pasta fina, incorpórela a la salsa y déjela a fuego lento, sin dejar de remover, 5 minutos, o hasta que esté brillante y algo espesa.

Para terminar, fría los champiñones, lo más grandes córtelos por la mitad. Caliente la mantequilla restante en un sartén. Cuando espume, incorpórelos. Sofría 2-3 minutos a fuego vivo, hasta que estén dorados y tiernos. Salpimente.

Vuelva a introducir el pollo y las verduras en la cazuela, remueva con cuidado, añada los champiñones y listo para servir.