Sin categoría

Mamárecetas VII: Tortilla de brócoli y coliflor

Traigo hoy una receta con unos ingredientes estrella. 
La comida es placer,a todos nos gusta probar cosas nuevas,deleitarnos con aquellos alimentos que más nos atraen -a mi me pierde el chocolate- pero,a su vez,la comida es salud,la necesitamos para seguir activos,por ejemplo.
Cuando estamos resfriados,echamos mano de la vitamina C. Si nos queremos poner morenos en verano,nos hacemos unos licuados de zanahorias y así podríamos poner más casos.
El brócoli y la coliflor son alimentos que nos ayudan a nosotras las mujeres para protegernos de una enfermedad silenciosa,el cáncer de mama. Está comprobado que desactivan un componente del estrógeno que promueve el crecimiento de tumores y también incrementa otro de sus componentes que actúa en sentido inverso, protegiéndonos de la enfermedad.
No es cuestión de obsesionarse y empezar a comer verduras como locas,pero si de incluirlas alguna vez en nuestra dieta para beneficiarnos de sus propiedades.Una vida tranquila,relajada,sin stress y llena de buenos nutrientes son nuestros mejores aliados. Ahora me diréis que cómo se me ocurre pedir sosiego en un mundo como éste,con un ritmo de vida acelerado y vertiginoso;pues sí,lo pido,cada día necesitamos un ratito,aunque sea pequeño,para nosotros mismos,para hacer lo que nos apetezca y para desconectar de lo que ocurre a nuestro alrededor.
Regalémonos 5 minutos cada día para pensar en nosotras.Yo hoy se lo voy a regalar a tres de vosotras,un pensamiento positivo,un gran abrazo y todo el cariño del mundo:
– Para Ana, de Viento y Bambú.
– Para Dolores, de Al calor de un bizcocho.
– Para Alcantarisa, de Cocinando en mi isla amarilla.
No son premios ni memes,se trata de un tiempo que,aunque imposible de dar,si despierta una sonrisa que llene el alma,me doy por satisfecha.
La sonrisa y el buen ánimo son importantísimos también pues crean defensas en nuestro interior.
Tortilla de brócoli y coliflor
Ingredientes
-600gr de brócoli.
-600gr de coliflor.
-5 huevos.
-Ajo.
-Aceite.
-Agua.
-Sal,opcional,nosotros no le ponemos.
Elaboración
Cortamos las verduras en ramilletes y lo hervimos en abundante agua. Una vez hervido,lo escurrimos bien,lo cortamos en trocitos pequeños y lo rehogamos en una sartén con aceite y ajito picado.
Batimos los huevos y los agragamos a la sartén. En un principio removemos un poquito para que se cuaje bien por el centro y ya se deja quieta como una tortilla normal.
Cuando le demos la vuelta hay que tener cuidado porque resulta muy blandita y se puede romper.
En la foto la decoré con un tomate cherry,que me encantan porque explotan en la boca, y un poquito de mahonesa.
Dedicad un minuto de vuestro tiempo a todas las mujeres de vuestro alrededor.
Queréis…
Esta entrada está dedicada a todas las mujeres del mundo
Sin categoría

Mamárecetas VI: Arroz Naranja.

áEsta receta viene con nombre propio,se la dimos mi hermano y yo cuando éramos pequeños y es que la mamá metía en la cazuela el arroz blanco  y lo sacaba naranja. He de decir -y si ve esta entrada mi tatillo,más grande que yo,me dará la razón-que ambos desarrollamos la vena culinaria muy pronto ya que jugabamos a cocinar y a inventar recetas.
Por ejemplo,pinchábamos unos gusanitos en un bollo comercial y le poníamos nombre o nos juntábamos los dos con hoja y boli en mano a inventar nuestro famoso arroz muerto,pero nunca pasamos del nombre,así que no hay de qué preocuparse,jajaaa.
Hoy día,mi hermano hace unos woks y un arroz con langosta que quitan el hipo.Me falta por probar sus rollitos primavera,así que ven y cocinaaaaaaaa.
La receta de mi madre es muy fácil,pero todo el mundo que la ha probado,después repite.Hasta mi novio,que es muy raro para comer,dice que le gusta.
La verdad es que con esto de las Mamárecetas me estoy haciendo de todas las recetas familiares y eso está muy bien ya que después seré yo la que cocine.
Bueno,vamos con lo importante,el arroz.
Arroz Naranja
Ingredientes
300 gr de arroz.
1 cebolla.
-2 dientes de ajo.
-2 pechugas de pollo sin hueso,limpias de grasa.
-2 ó 3 cucharadas de tomate triturado natural.
-1 hoja de laurel.
-200 cl de vino blanco.
-Colorante alimentario.
-Aceite.
-Agua.
Elaboración
Lo primero que hacemos es trocear el pollo y rehogarlo hasta que esté dorado.Una vez hecho esto,le añadimos al pollo,la cebolla y el ajo muy picadito -pero que se noten los cachitos después al comer- y se vuelve a rehogar,para después echarle el tomate y el laurel.Rehogamos sin dejar de mover para que no se pegue.
Tras esto,agregamos el arroz,se remueve para que se impregne de todo el sabor e incorporamos el vaso de vino blanco.Removemos y cuando empiece a hervir,le ponemos el agua y el colorante.
No hay que dejar que se quede sin agua y también es importante mover todo bien para que no se agarre. La textura final deberá ser melosa.
 En vez de pechuga podemos utilizar muslitos de pollo sin deshuesar y así conseguimos que sea menos seco y que tenga más saborcito.
Adaptación:El pollo lo podemos comprar directamente cortado y ya se encuentran en los comercios bolsitas congeladas con la cebolla y el ajo troceados.
Lo único que queda ya es probarlo,quién se anima…
Sin categoría

Mamárecetas V: Emblanco.

Salí esta mañana a trabajar con el traje más apropiado,el de buceo,jajaaaaaaa,madre mía lo que ha podido caer…Ahora que hice la recaudación,estaban todas las monedas mojadas y los billetitos-pocos,no os vayais a pensar-y cupones premiados secándose encima de la televisión.
Con estos días lo mejor es un plato de cuchara ligero y caliente que nos devuelva la temperatura perdida,eso pensó mi madre hoy y se puso manos a la obra con un guisito muy rico.El que lo ve dice que parece comida de hospital,pero a nosotros nos encanta.Es una receta hecha por todas las ramas de la familia,una lo hace con zanahoria y la otra no,pero siempre igual de buena.

Al igual que el cocido madrileño,éste también tiene sus recuerdos y es que después de 34 años mi madre sigue repitiendo sin cesar dos de sus famosas frases,a saber:
Primero se come el pescadito.Para que no nos comiéramos la patata y le dejásemos el pescado,siempre advertía al traer el plato a la mesa y es hoy cuando sigo haciendo lo mismo,ataco antes al pescado. La fuerza de la costumbre…
Tened cuidado por si hay alguna espinita. De pequeña se clavó una y mi bisabuelo se la tuvo que sacar como pudo y desde entonces se descompone cuando ve espinas.De ahí que se tome el trabajo -gracias mamá- de quitar todas las que ve.
Esta es la receta:

Emblanco

Ingredientes.
-Pescado blanco,puede ser merluza,pescadilla,etc.
-Patatas.
-Cebolla.
-Pimiento.
-Tomate.
-Aceite.
-Agua.

Elaboración
En una olla ponemos la cebolla,el pimiento,el tomate,el pescado y un poco de aceite,lo cubrimos de agua y lo dejamos que hierva.Cuando el pescado esté en su punto,lo sacamos,lo dejamos enfriar y le quitamos todo lo que no se come,espinas y piel,si es que la tiene.Mientras,el resto de los ingredientes siguen hirviendo.
Pelamos y troceamos las patatas y las agregamos.Se sigue hirviendo hasta que todo esté blandito.
Cuando ya esté listo,tenemos dos opciones:
1º- Retirar las verduras y servir las patatas y el caldo con el pescado desmenuzado por encima a cada comensal.
2º- Hacer un puré con todos los ingredientes de la olla -mucho más completo- y servirlo,igualmente,con el pescado desmenuzado.

Qneréis ver cómo nos quedó…

Qué aproveche!!!
Sin categoría

Mamárecetas IV: Cocido madrileño a nuestro estilo.

En estos días de lluvias y viento no puede faltar una buena sopa que nos caliente el cuerpo.
Si echo la vista atrás son muchos los recuerdos que me trae el olor a la sopa de mi madre:cuando yo tenía tres años,ingresé en el hospital,en el ala de infecciosos,porque tenía meningitis;veía a la familia y ellos a mi,a través de una ventana y cuando salí,mi madre tenía sopita para comer.Lo que recuerdo es una sola imagen de ese momento cuando mi madre me daba la sopa. Dice que me comí un plato más grande que yo en ese momento,jajaaaa.
El cocido siempre ha estado presente en casa de mi abuela y de mi madre para ocasiones especiales como las fiestas navideñas o una comida familiar.
Como en todas las recetas,hay una  que se considera originaria de la que salen todas las versiones posteriores. Una de esas versiones es la que se hace en casa pues mi madre nunca le pone chorizo,morcilla y demás sacramentos; se podría decir que es un cocido un poco más ligero,sin serlo del todo.
Otra diferencia es que nos encanta mezclarlo todo,no ponemos el caldo de primero y las carnes y verduras de segundo; lo nuestro es un caldo con fideos o arroz acompañado de todos los ingredientes que lo componen. Algunas veces también lo separamos y hacemos ropa vieja – ya pondré la receta y la foto cuando esto ocurra-.
 Vamos con la receta.
Cocido madrileño
Ingredientes
-250gr de garbanzos.
– Medio pollo con hueso.
– 500gr de morcillo bien limpio,sin nervios gordos.
-4 patatas peladas.
-4 zanahorias.
-Un puñado de judias verdes.
-Un trozo de calabaza.
-1 ó 2 ramas de apio.
-Huesos: según lo que tengamos en casa, espinazo,huesos blancos saladitos,rodilla o tuétano.
-Fideos o arroz al gusto.
-Agua.
Elaboración
Es sencillo a más no poder. Llenamos la olla express de agua y se le añaden todos los ingredientes juntos,sin excepción.Dejamos hervir una media hora y comprobamos si está tierno -si no lo estuviera,repetir el hervido otra media hora hasta que se haga-.
Ya tenemos todo en su punto,así que colamos el caldo,retiramos los huesos y apartamos las verduras y la carne.
Al caldo le echamos fideos o arroz en la cantidad deseada y se hierve hasta que la pasta esté cocida,a mí me gustan poquitos,que se note que es caldo.
Repartimos las verduras y las carnes en los platos y se riega con la sopa.Servir bien caliente.
Adaptación: En mi casa,la noche antes se ponen los garbanzos en remojo,pero queda también bien con un bote de garbanzos cocidos y con esto,nos ahorramos un paso y una cazuela que fregar.
En mi ajuar no hay olla express,no es compatible con mi movilidad por lo que cocinaré como mi abuela,a fuego lento y despacio,tomandome mi tiempo para mis cosas.Aunque todo o casi todo el mundo tenga una olla rápida,no es imprescindible y ante todo está nuestra seguridad.
La diferencia radica en controlar que la cazuela en la que lo hagamos nunca se quede sin agua,así que de vez en cuando agregaremos un poco. La verdad es que aunque sobre caldo,siempre se aprovecha.
Decir además que aunque las cantidades de todos los ingredientes son importantes,hay que tener en cuenta que no se come de una sentada, lo que sobre nos vale para hacer ropa vieja, unas croquetas,etc. Si le añadimos todos los sacramentos,es decir, tocino,chorizo,morcilla…,no dejéis de probar el bocadillo de pringá porque es de muerte lenta,buenísimo.

Anuncio— La próxima semana cocino yo,jajaaaaaa.

Sin categoría

Mamárecetas III: Pollo asado con manzana.

Ninguno en casa hemos celebrado San Valentín,pero con la excusa nos hemos puesto las botas.
Este día más que amor,significa el adiós al bikini este verano,adiós a la talla actual y bienvenida a unos pantalones nuevos…y si no os lo creéis,mirad:
 
Así,con las manos llenas y llamando a la puerta con el pie,apareció mi padre esta mañana y como nos parecía feo esperar para hincarle el diente,desayunamos tarta,jajaaaaa.
Mi madre,que nos vio con hambre,decidió hacer algo frugal,un caldito y una fruta…TURURÚ. Un asadito en toda regla.
 
Las tartas fueron compradas,pero el pollo lo elaboró mi madre,así que os pongo la receta.

Pollo asado con manzana
Ingredientes
– 4 cuartos traseros.
-Patatas.
– 3 manzanas.
-Mantequilla.
-Vino blanco.
-Agua
– Hierbas aromáticas al gusto.
Elaboración
Se dispone el pollo,las patatas y las manzanas ya cortadas y con piel en una fuente apropiada para el horno.Por encima se le ponen algunos trocitos de mantequilla y se riega con vino blanco y agua.Se espolvorean las hierbas y se mete al horno precalentado. La potencia es de 200-220º y el tiempo, 1 hora y media.
Es importante que en el transcurso del asado,le demos vuelta a los ingredientes para que se doren por todas partes.
Y listo…una comida sencilla,pero muy sabrosa con la que siempre se queda bien.
Besos
Sin categoría

Mamárecetas II: Spaguettis con chirlas en salsa

Hace una semana que he vuelto a trabajar en el mercado.Por las mañanas soy la cuponera del barrio (vendedora de O.I.D.) y por las tardes doy clases particulares a siete niños.El tiempo que tengo libre entre semana es bastante poco pues también intento estudiar las Oposiciones al Cuerpo de Profesores de  Enseñanza Secundaria y es por eso que buscamos recetas rápidas de hacer.
El que yo trabaje en el mercado -bueno,más exactamente en su puerta- les viene muy bien a mis padres porque me llaman y me encargan la compra. Eso mismo pasó el otro día, mi madre me llamó a la 13:40h para que comprara chirlas y eso hice,que para eso soy muy bien mandá.
En mi casa le ponemos de todo a la pasta y muestra de ello es esta riquísima receta:

Spaguettis con chirlas en salsa

Ingredientes
– 200 gr de spaguettis
– 500 gr de chirlas
– 2 dientes de ajo
– 1 cucharada sopera de harina
– Vino blanco
– Perejil
– Aceite
– Agua.
– Laurel

Elaboración

Se cuece la pasta en abundante agua siguiendo las indicaciones del envase. Al agua de cocción le añadimos un hilo de aceite y una hojita de laurel.
En una sartén con aceite, doramos ligeramente los ajos muy picados y cuando estén, echamos la harina.Removemos bien la mezcla para que se cocine y no sepa a crudo. Lavamos bien las chirlas y se echan en la sartén. Removemos de nuevo,se le pone por encima el perejil y se añade un buen chorro de vino blanco. Dejamos que hierva para que evapore el alcohol y se cubre de agua para que se haga la salsa. 
A nosotros nos gusta la salsa trabadita sin llegar a ser espesa,pero eso ya es al gusto de cada uno.
La pasta la disponemos en cada plato y se le echan por encima las chirlas bien calentitas y…

…A  COMER!!!
Lo único que se escuchó ese día es el cris-cris de las conchitas. Un placer.

Sin categoría

Mamárecetas I: Judias verdes

Con lo que nos gustan a nosotros estas judias y en mi casa nadie quería hacerle una foto.Es una receta muy simple,de esas que llevan poquísimos ingredientes y no se tarda casi nada en hacer,pero es esa sencillez la que hace que mi hermano-ya independizado-y yo,la pidamos de vez en cuando.
Ricas en vitaminas A y C,es un alimento con un 90% de agua y sólo 40 calorías por cada 100 gr. Nos ayuda a eliminar líquidos y es un buen antioxidante.
La nota menos positiva es que contiene oxalatos y por ello no es aconsejable para personas que sufran de artritis, cálculos renales o gota.
Elen: Mamá,sabes que tengo un blog dedicado a la cocina…Voy a fotografiar tus recetas hasta que yo pueda cocinar en mi casa .A estas judias le puedo hacer una foto…
Mamá: Nooooooooooooo.Cómo vas a poner una foto de una receta tan churryyyy,que es muy pobreeee,nooooo.
Casi se enfadan y todo,con lo ricas que son.Una vez superada la crisis por no comer caviar a diario,jajaaaaaa,os pongo la receta y la tan costosa foto.
Ensalada de judias verdes.
Ingredientes:
– 500gr de judias verdes.
– 4 patatas medianas
– 4 huevos.
-Aceite 
-Vinagre
Elaboración:
Ponemos a cocer las judias verdes en abundante agua y a la mitad de cocción se le agregan las patatas ya peladas. En un cazo aparte,cocemos los huevos.
Cuando ya todo está hecho,se deja enfriar. Se disponen las judias verdes en los platos.Se trocean las patatas y se incorporan.Por último,se pelan los huevos y se cortan en láminas.Se ponen por encima.
Se hace una vinagreta básica y se adereza.
Trucos: El agua de cocción de las verduras no se tira,nos puede servir para hacer una sopita.
             La vinagreta se puede realzar con un poquito de mostaza.