Encuentros gastro

MENÚS SALUDABLES EN LA RIOJA

REALFOODING La Cocina de Ramón

Cuando a través de las redes sociales hablamos de organización en la cocina, una de las mayores preocupaciones que se nos plantean,  además de cómo ajustarse al presupuesto, es que lo que pongamos en la mesa sea sano y equilibrado y por eso me pareció muy interesante poder asistir a la presentación de la Guía de Menús Saludables de La Rioja, a cargo de Ramón Piñeiro, chef de La Cocina de Ramón, y la Fundación Española de la Nutrición (F.E.N.), cuyo objetivo es el estudio, conocimiento y mejora de la nutrición de los españoles.

Sigue leyendo “MENÚS SALUDABLES EN LA RIOJA”

Restaurantes

Juan & Juan

“La amistad es el plato fuerte del banquete de la vida”

Imaginad que preparáis una cena para los amigos y resulta que no tenéis suficientes sillas, tenedores o vasos. ¿Qué hacemos? Vamos a la vecina y le pedimos una silla, mezclamos las cuberterías y sacamos vasos vaciando el bote de crema de chocolate o la mahonesa.

Esta situación la he vivido no hace mucho, ya que en casa no teníamos mesa de salón y cuando venía alguien a comer, se la pedíamos a la dueña del bar de nuestra plaza. Esas cosas que pasan y… esas cosas que se buscan porque en Logroño hay un restaurante, llamado Juan & Juan, que es así, una mezcla de todo, un batiburrillo maravilloso de cosas y enseres que hace que te sientas a gusto, como en casa.

Logroño

Sigue leyendo “Juan & Juan”

Recetas dulces

MENÚ DEL 9 AL 15 DE AGOSTO

Esta semana no cocinaré yo, mañana viajo a Madrid y la nevera está vacía, tan solo hay unas verduritas esperando a que las trocee para irse directas al congelador. Después, me servirán para rebajar tiempos a la hora de hacer un arroz con pollo y verduras o unas legumbres, que ya van apeteciendo. Creo que es lo primero que le voy a pedir a la mamá, unas lentejas con trocitos de lacón.

Semana relajada, incluso hasta de más, liberada quedo de las compras, de cortar, pelar, cocer y demás, también de hacer de balde para llevar la ropa hasta el tendedero. El pinche paga poco, unas monedas para chuches, pero alguien lo tiene que hacer… Aprovecharé para llevarme algunos temas de las oposiciones para estudiar e ir poniéndome al día, no vaya a ser que al año que viene las convoquen y me pille fuera de juego.

Visualizaré, visualizaré…jajaaaaaaaaaaaaa.

 DÍA  PRIMERO  SEGUNDO  POSTRE
 LUNES  Patatas asadas con romero y ajo Carrilleras al vino tinto  Uvas
 MARTES  Lentejas  Ensalada de hojas verdes, tomate y cebolla  Helado
 MIÉRCOLES  Espárragos con vinagreta  Tortilla de calabacín y cebolla  Manzana
 JUEVES  Ensalada campera  Dorada al horno  Peras
 VIERNES  Crema de calabaza y curry  Merluza a la gallega  Macedonia con crema
 SÁBADO  Zapallitos rellenos de carne  Ensaladas de mi casa  Flan
 DOMINGO  Arroz con pollo y verduras  Estofado de pavo  Brownie sin harina
Menú

MENÚ DEL 22 AL 28

Hace mucha calor, no estoy descubriendo nada nuevo, pero cada vez me apetece menos cocinar y más estar en la calle, en una terraza o en la playa, que es donde estaré dentro de dos semanas. Me voy a la playaaaaaaaaaaaaaaa, qué ganazas tengo… A todo esto, debería ir buscando qué playas están adaptadas y cuáles cuentan con sillas anfibias para poder sumergir este cuerpo en el agua…

El pinche ya me dijo dos, pero no me acuerdo. Una es la Barceloneta, pero la otra…

Con altas temperaturas o sin ellas, hay que comer y prefiero platos fríos y muy ligeros, ensaladas y frutas, aunque incluyo todos los nutrientes para que no nos falte de nada. Vuelvo a basar mis postres en frutas frescas, pero quién se resiste a un buen helado…

 DÍA  PRIMERO  SEGUNDO  POSTRE
 LUNES  Ensalada mixta  Buñuelos de bacalao  Ciruelas
 MARTES  Salmorejo  Tortilla patatas y pimientos aliñados  Manzana
 MIÉRCOLES  Pasta con salsa de champiñones  Brocheta de solomillo  Pera
 JUEVES  Ensalada mil colores  Empanadas de morcilla y manzana  Helado
 VIERNES  Ensalada de tomate y canónigos  Huevos Benedictine  Tatín de pera
 SÁBADO  Ensalada de judías verdes  —  Melocotón
 DOMINGO  Quiche Lorraine  Salchichas al vino  Macedonia
Menú

MENú DEL 10 AL 16

Dicen que mañana hará sol y, aprovechando que en La Rioja estamos en fiestas, en casa no vamos a mover ni una sartén, nos vamos a ir de pinchos, a disfrutar de la ciudad, de sus gentes y de todos los actos que hay programados. Por la noche… algo que me encanta, los fuegos artificiales.

El martes tengo comida familiar y el miércoles muy temprano estaré subiéndome el tren con destino Madrid. Semana ajetreada, de no parar, pero llena de ilusión y buenas vibraciones.

 DÍA  PRIMERO  SEGUNDO  POSTRE
 LUNES  Ensaladilla rusa  Pollo al ajillo  Manzana
 MARTES  Ensalada mil colores  Solomillo en salsa de champiñones  Albaricoques
 MIÉRCOLES  Coditos con verduras  Milhojas de pollo  Cerezas
 JUEVES  Arroz con verduras  Merluza gratinada  Cerezas con yogurt
 VIERNES  Bonito en tomate con patatas fritas  Zanahorias aliñadas  Queso con nueces
 SÁBADO  Calabacines  Coditos con salpicón  Pastelitos de plátano
 DOMINGO  Ensalada de garbanzos  Albóndigas en salsa de verduras  Tarta toma tarta
Menú

MENÚ DEL 27 DE MAYO AL 2 DE JUNIO

El tiempo no nos quiere dar una tregua, ahora mismo estoy viendo la lluvia caer y la verdad es que solo me apetecen cosas calentitas. A pesar de que ya se ven cerezas en los mercados, en nuestros platos sigue habiendo caldo y recetas de cuchara que combinaremos con ensaladas bien frescas y variadas.

Los menús que os propongo están compuestos de los tres platos tradicionales, pero en casa siempre se ha hecho una ensalada para picar entre todos. Eso os lo dejo a vuestro gusto.

Entre los productos que están en plena temporada destacamos los albaricoques, el pepino, los calabacines, las cerezas, el bonito o los boquerones. Las fresas ya nos dejan y esta semana vamos a aprovechar unas que teníamos congeladas para hacer un postre rápido y vistoso.

 DÍA  PRIMERO  SEGUNDO  POSTRE
 LUNES  Calabacines  Pollo asado con patatas  Albaricoques
 MARTES  Crema de patatas y bacalao  Filetes rusos  Manzana
 MIÉRCOLES  Ensaladilla de arroz  Pimientos asados aliñados  Pera
 JUEVES  Lentejas  Solomillo en salsa de mostaza  Manzana asada
 VIERNES  Sopa de cocido  Ropa vieja  Mousse de fresas
 SÁBADO  Ensalada de garbanzos  Secreto de cerdo con naranja y miel  Helado
 DOMINGO  Lasagna en salsa  Tostas de ajo asado y queso ahumado  Tarta trufa de café
Menú

MENÚ DEL 13 AL 19

Ir al mercado es una de las cosas que más me gusta en esta estación, sobre todo, frecuentar las fruterías, que se llenan de color y en cada rincón encuentras un caramelo sano y natural en forma de fruta. Las fresas, que ya van a dejar paso a las cerezas; los albaricoques, de los que mi madre dice que tienen mucho hierro y que debo comer muchos; la sandía y el melón, con los que podemos hacer unas sopitas de fruta como entrantes maravillosas. Entre las verduras también encontramos una variedad estupenda con los espárragos frescos, las habas, los guisantes o las zanahorias, entre otras.

Me gusta salir temprano a comprar e ir por las aceras por las que dé el sol, aunque tenga que ir cruzando de una a otra y tarde más. Hay menos gente y puedes aprovechar para que te expliquen cosas sobre la carne o las verduras los expertos, aquellos que trabajan con la materia prima cada día y conocen qué pieza es más tierna, cuánta cantidad te tienes que llevar para 6 personas o llevarte en la cabeza una receta nueva con la que experimentar.

Alguna que otra vez he dicho ya que yo no compro por kilos casi nada, me gusta hacerme el menú y pensar en las raciones que necesito para comprar en vez de un kilo de filetes, 6 filetes de pollo, de ternera o de jamón y así sé de verdad que tengo para dos veces. Es una manera de no tirar nada y también de que no me falte.

Vamos con el menú de esta semana…

 DÍA  PRIMERO  SEGUNDO  POSTRE
 LUNES  Arroz con mejillones  Torpedos  Pera
 MARTES  Calabacines  Pollo adobado  Manzana
 MIÉRCOLES  Espárragos frescos en vinagreta  Croquetitas de pescado  Fresas
 JUEVES  Patatas aliñadas  Magro de cerdo con tomate  Plátano
 VIERNES  Berenjenas con queso y miel  Pimientos rellenos de champiñones  Flan de chocolate
 SÁBADO  Timbal de patatas y atún  Empanadillas Wellington  Mousse de fresas
 DOMINGO  Habas con jamón  Pollo asado  Peras al vino
Menú

MENÚ DEL 6 AL 12 DE MAYO

Hoy es lunes y toca ir a la compra semanal. Ayer me preparé el menú que vamos a seguir para que no se me olvide nada al llegar al mercado. Igualmente, es mi manera de ahorrar, pues sabiendo qué platos voy a hacer, no tengo que vagar por los puestos sin saber qué llevarme a casa.

Desde esta semana se han terminado los platos de invierno, la sopas y los guisos de la abuela muy contundentes porque el calor ya va pidiendo ligereza en las recetas. Sin embargo, eso no quiere decir que no comamos legumbres, las haremos en ensaladas, que es una manera estupenda de cuidarse y de terminar con todos los cachitos de verduras que se van quedando en la nevera.

En esta nueva sección, intentaré que haya al menos un día sin carne. Para algunos -como el pinche, no os vayáis a creer- será una barbaridad, pero creo que abusamos de las proteínas animales y le damos poca importancia a las vegetales. En casa organizo un menú con carne, aunque sea blanca, porque el pinche se pone mustio si no la ve, pero para mí, hago la versión del mismo, pero comiendo carne tres veces en semana.

Menú del 6 al 12 de mayo.

 DÍA  PRIMERO  SEGUNDO  POSTRE
 LUNES  Ensalada de fresas y queso  Crema de pimientos y langostinos  Pera
 MARTES  Arroz con verduras  Filete de ternera a la plancha  Fresas
 MIÉRCOLES  Carrilleras asadas con patatas Hasselback Ensalada de hojas verdes  Flan
 JUEVES  Guisantes con bacón  Milhojas de pollo  Plátano
 VIERNES  Ensalada de garbanzos  Tostas de queso y mermelada de pimientos del piquillo  Pera
 SÁBADO  Ensalada mil colores  Albóndigas de pollo  Cuajada
 DOMINGO  Pollo asado con patatas  Tostas de ajo asado y queso  Tarta de fresas
Restaurantes

MARISOL ARRIAGA

Hace ya algo más de una semana que estuvimos en este restaurante, hace algo más de una semana también que fue nuestro aniversario…y claro, un acontecimiento así hay que celebrarlo por todo lo alto.
No conozco aún  Logroño como para saber dónde están los sitios a los que quiero ir, pero leyendo el periódico un día, apareció una publicidad de Marisol Arriaga Catering y el pinche cometió el error o el acierto de decirme que también tenía restaurante y que era de los que me gustaban a mí. Un mes rumiando la idea…tanto, que le cambié el restaurante adjudicado para aniversarios al pinche y le convencí para ir al que se me había metido entre ceja y ceja.
Está situado en la calle Pintor Sorolla 5 que, para quien conozca poco como yo, está cerca de Club Deportivo. Es un local totalmente accesible para silla de ruedas y el cuarto de baño, sin ser adaptado, nos puede servir.
El personal que trabaja en este restaurante es muy amable, te tratan estupendamente bien, y se preocuparon en todo momento de que estuviésemos cómodos. Pudimos elegir mesa, pues tuvimos todo el restaurante para nosotros dos, un lujo al alcance de pocos, un placer…
No podemos ser más diferentes a la hora de pedir la comanda…el pinche se decantó por un menú tradicional, de primero, segundo y postre y yo, según vi la carta -niña antojitos- lo tuve claro, quería comer de tapas y así probar un poco de todo. Esto de probar me viene de familia, somos capaces de pedir cosas diferentes para después compartir y estar toda la comida diciendo…¿Quieres? Este menú, llamado de tapa en tapa, me recordó a la única vez que he estado en Segovia con la familia. Fuimos a comer a El Narizotas, pedimos todo lo típico del lugar, pero los de la mesa de al lado se pusieron las botas con un montón de platos, era un menú a ciegas, donde los camareros elegían lo que iban a comer los clientes. Mi madre y yo lo tenemos pendiente…
Mientras esperábamos, nos sorprendieron con unos entrantes. El primero consistía en unos blinis con crema de puerro, decorados unos con huevas y otros con salmón ahumado. Nunca había probado las huevas, explotan en la boca, es genial. El segundo entrante, unas copitas de gazpacho de cerezas, fresquito, suave, buenísimo.
Tenían pajitas, parece una cosa sin importancia, pero para mí son fundamentales -aunque siempre se me olvide echar alguna al bolso-, sin ellas dependo de que me den la bebida y cuando vas acompañada va bien, pero si voy sola…qué corte tener que estar cada rato pidiendo ayuda. Geniales esos detalles.
Llega el menú. Antes de reservar pregunté por Twitter referencias y fueron muy buenas. Es un restaurante de 3 estrellas y la verdad es que pensábamos que iba a ser más plato que comida, la moda, pero no, que le digan al pinche tooodo lo que comío, ¡¡¡madre mía!!!. Además, como el ritmo de nuestra comida era diferente, me pusieron más cantidad a mí para que él pudiera picar mientras esperaba alguno de sus platos. El caso es que es muy raro para picar, no tiene curiosidad, y así terminé yo también…llena.
Su primer plato fueron unos canelones enormes, con mucho relleno – si nos lee la persona que nos atendió, nos encantaría saber de qué estaban rellenos, el pinche no se acuerda y a mí se me olvidó apuntarlo-, que los disfrutó como si fueran los primeros de su vida. Tenían un aspecto estupendo, mirad…
De segundo, una paletilla de cordero, suave como nunca he visto, se salían los huesos con sólo tocar y venía acompañada de unas patatitas panadera, unos pimientos asados y unos ajitos la mar de tentadores. Confieso que me encanta el ajo, en todas sus posibles preparaciones, me chifla.
Cómo me gustaría tener un plato de cada vajilla que me guste y servirlo así, cada cosa en uno diferente, pero la cocina da lo que da y por ahora no es posible. Aunque son muy bonitos, algunos me complicaban un poco el llegar a la comida, cosas del directo y de no levantar los brazos, pero son tan chulos que quise probar. Creo que siempre compraré vajillas de las de toda la vida, más cómodas para mí.
Los postres los pondré al final, como la guinda a una gran comida…
Vamos con mi menú, 5 platos más el postre, mucho más, os lo puedo asegurar, de lo que como en un día completo. Al ser tapas, comes un poquito de todo, pero llena mucho.
Empezamos con una crema de parmesano con habitas y calamar, un contraste de sabores y texturas muy acertado, suave y con cuerpo.
Seguimos con unas alcachofas salteadas con mollejas de pato y pistachos. No había probado nunca las mollejas, aunque siempre estuve tentada a comprarlas, están muy buenas. Es el plato que menos me duró, cómo se nota que era verdura. Las alcachofas estaban al dente, sin ser demasiado poco hechas, muy buenas. El toque de los pistachos me encanta.
Es complicado hacer fideuá para una persona y según me comentaron, la hicieron para dos, así que me comí casi dos raciones de fideuá de boletus y foie. El plato más consistente en su sabor, muy aromático, y servido directamente al cliente, desde una mesita auxiliar.
El pescado estuvo representado por un lenguado relleno de langostinos y calabacín, muy sabroso, suave y con muy buen punto para el relleno. El único inconveniente fueron las espinas, salieron muchas y dificultaba saborear el plato con toda la calma que merece.
La carne. Una de las especialidades de Marisol Arriaga Catering para Navidad, la pularda con ciruelas, muy tierna, especiada y con ese sabor afrutado que tienen las recetas de estas fiestas. Una opción a tener en cuenta para celebraciones futuras, la calidad les avala y a nosotros nos ahorrará tiempo en preparativos y lo podremos pasar en compañía de los nuestros.
Y si después de todo lo que he escrito, aún estáis ahí, que menos que daros las gracias, la verdad es que me está quedando un poquito largo, pero merece la pena y además, ya sólo nos quedan los postres. En casa si estoy ya satisfecha, no tomo postre, pero eso de salir a comer o a cenar y no terminar con algo dulce no lo entiende ni mi cabeza ni mi estómago, así que…ahí va la guinda del pastel.
El pinche, mi novio, que esto parece una empresa…, escogió una mousse de dos chocolates y es que si escucha o lee “chocolate” y/o “natillas” ya no te hace el más mínimo caso. Tenía muy buena pinta y además, venía acompañada de muchas frutillas que, como no le gustan y tengo la suerte de ser omnívora, me comí yo.
En mi caso, podía elegir entre una torrija con sabayon de moscatel y una copita de requesón y frutas del bosque. Las torrijas que más me gustan son las que tienen filos duros, corteza, es un mini trauma que tengo desde pequeña, no me gusta mojar demasiado el pan, las galletas o el bizcocho en la leche porque en el hospital el desayuno, para terminar antes, era ése, un vaso de leche migado que no me gustaba nada.
Éste, entre otros, como el que me parecía más ligera la copita, fue el motivo por el que me decanté por el requesón.
Me buscaron una copita a mi medida, se portaron muy bien y fueron muy atentos. Es complicado, muchas veces y en muchos sitios,  hacer entender que necesito un plato en vez de una copa por no poder levantar los brazos. En muchos sitios te miran extrañados, como si quisieras más postre así y no es ese el motivo, no quiero más ración, sólo son exigencias de mi particular guión…
El postre era de diez. Si alguna vez -esto va al restaurante- queréis enseñar algunas de vuestras recetas, me presento voluntaria para aprender y prometo hacerlas en casa. Lo mejor de todo, mezclar el requesón con las frutitas, de lo que resulta un color violeta precioso y un sabor muy rico. Decir que tenía pequeños trocitos de azúcar en la parte líquida, que es algo que me chifla.
En definitiva… un restaurante en el que el cliente es importante y la calidad es una manera de ver y sentir la gastronomía.
¿Volveremos? – Yo espero que sí