Sin categoría

PATATAS COULANT RELLENAS DE CHORIZO

Es lunes y lo prometido es deuda… 
La receta de hoy lleva chorizo, patatas y huevo, pero ensamblados de una manera muy especial, una forma que ha llevado a la red David Monaguillo y que yo he decidido copiarle para disfrutarlas en casa.
A vosotros no os va a costar hacerlas, yo voy a encasillar este plato en una etiqueta mental de Días especiales, porque son muy entretenidas, muy manipulativas, y no me veo haciéndolas en días de diario. Eso sí, si queréis sorprender a la familia o a unos invitados de fin de semana, tenéis que hacer estas patatitas asadas.
PATATAS COULANT RELLENAS DE CHORIZO
Ingredientes.
– 4 patatas pequeñas.
– Media cebolla morada.
– Medio pimiento verde italiano.
– 90 gramos de chorizo picado.
– Medio vaso de vino de Jerez.
– 4 yemas de huevo.
– Leche.
– 70 gramos de queso rallado.
– 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
– Sal y pimienta.
Elaboración.
1º.-Lavamos bien las patatas, las pinchamos y las ponemos sobre un buen trozo de papel de aluminio para envolverlas. Antes de cerrarlas, les ponemos un poco de AOVE y una pizca de sal.

2º.- Con el horno precalentado a 180ºC, introducimos las patatas  en él y las tenemos 20 minutos de cada lado.
3º.- Pasado este tiempo, las dejamos templar, abrimos el envoltorio y las empezamos a preparar. Cortamos los extremos y las vacíamos sin que lleguemos al fondo, para que no se salga el relleno. Repetimos esta operación hasta que estén todas listas. Reservamos la patata que hemos ido sacando.
4º.- Llevamos de nuevo las patatas al horno, durante 8 minutos, para que queden más firmes.
5º.- Para elaborar el relleno, picamos finamente la cebolla y el pimiento y los pochamos bien en una sartén caliente con AOVE. No queremos que queden a medio hacer, sino que esté todo muy caído para que no haya varias texturas en el relleno.
6º.- Incorporamos el vinagre y la pulpa de la patata, algo machacada para que sea más fácil trabajarla. Cuando tengamos casi un puré, vamos incorporando la leche poco a poco, la que necesitemos, hasta obtener una bechamel con cuerpo. En el último momento, salpimentamos y agregamos el chorizo muy picado. Dejamos que se haga durante 5 minutos y retiramos del fuego.
7º.- Montamos el plato. En cada patata disponemos una cucharada de nuestro relleno y encima, colocamos una yema, con cuidado de que no se rompa. Sobre la yema, terminamos con una buena cantidad de patata, que sobresalga, como si de una magdalena se tratara.
8º.- Por último, echamos el queso rallado y nos las llevamos al horno -a 180ºC- durante 4 minutos.
Servimos caliente y con pan, que nos va a hacer falta.
Digo que el pan no puede faltar porque este plato tiene sorpresa líquida, la yema va a quedar fundente, como esos famosos postres de chocolate que tanto le gustan al pinche… Y a nosotros, ¿nos habrán quedado fundentes? Vamos a coger un cuchillo para comprobarlo…

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiií, ummmmmmmmmmmmm, geniales.
Notas
– Aunque David Monaguillo ponga dos por persona, yo he puesto una, que llenan muchísimo y después no queda sitio ni para un postrecito y eso no lo perdono…
– En el plato original las patatas no van peladas, pero como sabía que en casa no gusta la piel, me entretuve en quitársela y queda igual de buena.